Introducción
Testimonios
Investigación
Preguntas y respuestas
Literatura
Contacto

Ibogaine

Introducción

La mayoría de las plantas halucinógenas (o psicodélicas) provienen de América del Sur y del Norte. Las consumen sobre todo los indios de Colombia y México. La principal planta halucinógena que proviene de Africa es la Iboga, cuyas raíces permiten fabricar una bebida que algunas tribus de África Occidental consumen en rituales religiosos. La Ibogaina es el nombre que se le da al principio activo de la planta Tabernanthe Iboga. Ha sido descrito como un posible tratamiento para la dependencia a los opiáceos, después de que heroinómanos constatasen que una única dosis de esta sustancia les permitía superar su adicción a la heroína. Los ensayos con animales han mostrado una cierta eficacia.

USOS EN AFRICA
"Zame ye Mebege (El último de los dioses creadores) nos dió el Iboga. Este Dios vió un día al pigmeo Butamu recogiendo sus frutos en lo alto de un árbol y lo hizo caer de él. Butamu murió en el acto y Zame llamó a su espíritu. Tras cortarle los dedos de los pies y manos los plantó en diferentes lugares del bosque; de ellos surgió el Iboga." Esta es una de las historias que se cuentan sobre el origen de este arbusto (Tabernanthe Iboga) en las tribus del oeste de África. La tribu de los Bwiti basó su religión en esta planta, de la cual toman una vez en su vida, durante el clásico ritual que los lleva de la adolescencia a la edad adulta.


IBOGAINA EN OCCIDENTE
Los primeros europeos que descubrieron la planta en Camerún, a principios de este siglo, fueron científicos franceses y alemanes. En 1962 Howard Lotsof, entonces heroinómano, ingirió una dosis de Ibogaina con el fin de tener una experiencia psicodélica. Paar su gran sorpresa, 36 horas después se encontró desintoxicado de su dependencia a la heroína sin haber experimentado síntomas de abstinencia. Entonces quiso administrar a seis de sus amigos la Ibogaina. Cinco de ellos vivieron una experiencia idéntica. Lo que le llevó a fundar la ((The International Coalition for Addict Sell-Help)) que tiene su sede en Staten Island, en la ciudad de Nueva York. Algunos pacientes fueron tratados en Holanda, con dosis únicas de Ibogaina y sesiones de psicoterapia de apoyo durante algunas semanas. Una investigación más rigurosa se llevó a cabo en la Universidad de Miami, Florida. Se demostró que el tratamiento con Ibogaina a ratas de laboratorio adictas interrumpía su auto administración de drogas. Otros estudios confirmaron el bajo poder tóxico de esta planta. Se carece en la actualidad de estudios paralelos en seres humanos. Pero un decreto americano de 1960 margina la Ibogaina como sustancia ilegal, por causa del "peligro potencial de causar dependencia".

LA IBOGAINA COMO TERAPIA
Los efectos duraderos de la Ibogaina parecen provenir de un reequilibrio neurológico y psíquico marcado por tres fases:
1.) La emergencia de experiencias rechazadas o olvidadas;
2.) La valoración consciente de esos recuerdos;
3.) La integración y toma de conciencia.

Aunque la Ibogaina tiene reputación de provocar halucinaciones como el LSD o la mescalina, los que la han experimentado no las describen como tales, sino que dicen: "son las escenas más significativas de tu vida como si fueran secuencias cinematográficas. Con la ventaja que puedes detener la película voluntariamente". En cada tratamiento personalizado se pueden describir tres metas: o Actividad contra la dependencia; o Búsqueda personal ligada a un análisis del "yo" ;o Experiencia metafísica. Con la ayuda de un terapeuta experimentado se pueden profundizar ciertos resultados, haciendo una retrospectiva, a fin de mejorar su comprensión. De las 75 personas que se sabe han realizado este tratamiento, un 75% cesó todo consumo de drogas durante 6 meses. El éxito depende fundamentalmente de las experiencias psicológicas y espirituales que emergen durante el tratamiento. Las dificultades se plantean a partir de la ausencia de reconocimiento oficial a estas terapias.

Introducción | Testimonios | Investigación | Preguntas y respuestas | Literatura | Contacto

Contáctenos: 1-800-573-6274
© 2012. All Rights
Reserved.